ATUN EUSKAL CARIBE

Nosotros

eusk3

Atún al estilo del País Vasco

Euskal Caribe procesa ventrecha y lomo de atún en varias presentaciones

 

Este atún es venezolano. La diferencia es que viene en frascos y no en lata y que, en vez de estar desmenuzado, trae pedazos de lomo entero.

Se llama Euskal Caribe y se procesan en el Estado Sucre, dos vascos de origen y cumaneses de corazón, Ione Idigoras y Juan José Aristizábal. Esta empresa familiar lleva adelante el procesamiento y envasado de atún desde hace una década. De su distribución se ocupa Corporación Askar.

Ahora luce nueva imagen, con diseño renovado en su etiqueta, líneas simples, definidas y con mayor información sobre el producto, que permiten diferenciar con rapidez cada presentación. El atún se elabora siguiendo el método utilizado en el País Vasco para la conservación de este tipo de pescados.

En el mercado están presentes en trozos en aceites de oliva y vegetal de 210 gramos, 500 gramos y un kilo. Luego, ofrecen la ventrecha de atún (carne del vientre del pez) también en aceites de oliva y vegetal de 310 gramos. Le sigue atún en trozos con pimientos de piquillo de 310 gramos y por último, la versión desmenuzada en frascos de medio y un kilo.

El proceso comienza en alta mar, ya que Juan José administra el barco atunero llamado Ann Mary. La pesca se hace a caña, porque “el anzuelo es una muerte súbita a diferencia de la red. Eso hace que los atunes sufran menos y se traduce en una carne de mejor textura, sin hematomas, ni estrés”, explica Aristizábal.

La procesadora, dirigida por Ione, está en la población de Juana Josefa a orillas del Golfo de Cariaco. Primero se limpian las vísceras y las aletas, se cortan en trozos, se aparta el vientre del pescado, una carne muy apreciada pero escasa. Seguidamente, se cocinan a presión con agua y sal.

Posteriormente, se cortan los trozos de lomo, en volúmenes idénticos. Se les retira la piel, revisan que no existan imperfecciones y se aprecien las láminas en la carne, garantía de calidad y buen trato al producto. En total, desde la pesca hasta que está en momento óptimo de consumo puede llevar alrededor de mes y medio.